R es un vago

Si creo la función

1
foo <- function(a,b) a*a + b

y la llamo mediante

1
foo(1 + 1,3)

pueden ocurrir dos cosas: o bien que R precalcule 1+1 y la función ejecute 2 * 2 + 3 o bien que la función ejecute directamente (1+1)*(1+1)+3. Pero, ¿qué es lo que hace realmente? Si escribimos

 1
 2
 3
 4
 5
 6
 7
 8
 9
10
11
f1 <- function(x){
    print("Soy f1")
    x
}

f2 <- function(x){
    print("Soy f2")
    x
}

foo(f1(2), f2(3))

obtenemos

1
2
3
4
> foo(f1(2), f2(3))
[1] "Soy f1"
[1] "Soy f2"
[1] 7

lo que significa que f1 ha sido llamada una única vez. Es decir, R resuelve sus argumentos antes de aplicar la función. Pero hay más:

1
2
foo.alt <- function(a, b) a*a
foo.alt(f1(2), f2(3))

produce

1
2
3
> foo.alt(f1(2), f2(3))
[1] "Soy f1"
[1] 4

Es decir, resuelve el primer argumento pero no el segundo porque se ha dado cuenta de que no se usa.

¡Qué vago es R!