Publicodes

Más ideas alrededor de la sentencia de lo del bono social de la luz

[En esta entrada abundo en lo escrito la semana pasada sobre el mismo asunto centrándome esta vez en la extraña interpretación que hace el derecho de la automatización, los algoritmos, la IA y todas esas cosas.] I. Comienzo con un par de historias que al principio podría parecer que no vienen al caso. Realicé mi primera declaración de la renta allá por el 93. En esa época, uno iba a un estanco y por 45 pesetas adquiría un sobre grande en el que venían:

Ideas alrededor de la sentencia de lo del bono social de la luz

I. En España se ideó un sistema para que los menesterosos disfrutasen de luz cuasigratuita al que se le dio el nombre de bono social eléctrico (o similar). Para recibirlo, el interesado tiene que acreditar una serie de hechos objetivos; luego, un algoritmo determinista —del que la ley y sus reglamentos son el seudocódigo— determina la procedencia o no del bono. Ese algoritmo se implementó en un programa llamado BOSCO.