ciencia

Estadística en las ciencias blandas

Voy a comenzar con una simulación inofensiva, set.seed(1) n <- 10000 sigma <- .1 x <- runif(n) # coeficientes: indep <- -1 b_0 <- .5 # variable objetivo: error <- rnorm(n, 0, sigma) y_0 <- indep + x * b_0 + error # modelo: modelo_0 <- lm(y_0 ~ x) summary(modelo_0) que da como resultado Call: lm(formula = y_0 ~ x) Residuals: Min 1Q Median 3Q Max -0.42844 -0.06697 -0.

Más sobre si la estadística es una ciencia

A veces nos encontramos con problemas como: curar un orzuelo, calcular el área por debajo de una curva, medir la altura de la torre de una iglesia o estimar la elasticidad del consumo de un producto con respecto a su precio y utilizamos técnicas como preparar un ungüento de acuerdo con las instrucciones de una vecina octogenaria; pintar la curva sobre un cartón, recortarlo y pesarlo; preguntarle al párroco u obtener datos de precios, consumos y hacer algún tipo de regresión.

Una nota sobre el artículo "retractado" porque sus autores habían omitido vínculos con la industria del tabaco

Hace unos días se retractó un artículo sobre la relación entre el tabaco y el covid porque los autores habían omitido cierta presunto conflicto de intereses (los detalles, aquí). He subrayado la palabra porque en el párrafo anterior: es la más relevante de toda la historia. No mucha gente sabe que el teorema de Pitágoras es simplemente la proposición 47 de los Elementos de Euclides. Ni a Euclides ni a nosotros nos importa en absoluto si Pitágoras tuvo conflicto de intereses alguno con la industria del cartabón ni con el sindicato de agrimensores.

Más sobre el mito de la objetividad (especialmente, la "data-driven")

Prometí escribir sobre y, se conoce, ha llegado el día de hacerlo. Se trata en apariencia de un chiste matemático que, espero, capten todos los lectores de este blog en su sentido más llano. Todas las facetas del gráfico muestran los mismos puntos. Se trata de una selección magistral de ellos. Tanto que alguien debería paquetizar sus coordenadas y publicarlos. Serían un nuevo iris. Dan, como se ve, mucho juego: cada uno de los ajustes parece razonable, tan bueno como cualquiera de esos que estamos sobradamente acostumbrados a ver en prensa, tanto generalista como especializada.

En respuesta a los que me preguntan si pondré "la vacuna"

[Dejo aquí por escrito la respuesta detallada a esa pregunta por, primero, una cuestión de eficiencia: poder contestarla con un enlace cuando me vengan de nuevo con ella. Pero también por la relación que guarda con temas como el riesgo o la teoría de la decisión que a estas página mías no les son ajenos.] I. ¿Me vacunaré? Espero que no, ojalá que no. Lo digo solo porque soy penúltimo o antepenúltimo en esa lista de prelaciones que parecen haber publicado nuestras beneméritas autoridades (y que tanto me recuerda a esto).

Con un poco de imaginación, la teoría lo aguanta todo

Si no, oigamos a Vitruvio explicándonos todo sobre la cal: La causa de tomar la cal con el agua y arena tanta unión parece ser, porque las piedras están, como los otros cuerpos, compuestas de los quatro elementos: las que tienen mayor porción de ayre son tiernas; las que tienen mas de agua son suaves por el húmido ; las que mas tierra son duras; y las de mas fuego quebradizas.

El pozo aristotélico

[Hoy voy a tratar ciertas reflexiones suscitadas por el artículo más relevante que he leído este verano.] La física aristotélica tiene mala prensa. Sin embargo, Carlo Rovelli, en _Aristotle’s Physics: a Physicist’s Look _ofrece una visión alternativa y más optimista de la generalizada, que resume así: I show that Aristotelian physics is a correct and non-intuitive approximation of Newtonian physics in the suitable domain (motion in fluids), in the same technical sense in which Newton theory is an approximation of Einstein’s theory.

El incentivo perverso

Viene a cuenta de este tuit, Desde el @CSIC, Diego Ramiro sugiere que la producción de estadísticas de salud recaiga en un organismo especializado similar al INE: “Centrado en la producción y no en la investigación, lo que agilizaría que los datos estén disponibles”. https://t.co/mB0axlvMbz vía @el_pais — Demografía (CSIC) (@Demografia_CSIC) July 11, 2020 que hace referencia a este parrafito en el artículo enlazado: Quizás lo más grave es que el acceso a los datos está siendo restringido incluso entre científicos.

Lo que queda cuando has eliminado tantas cosas que ya no se entiende nada se llama "paper"

Para un observador externo objetivo, eso que llaman ciencia es un conjunto de tinglados absolutamente intrascendente en para su día a día que opera de acuerdo con un sistema torcido de incentivos orquestados alrededor de una suerte de moneda ficticia que se llama paper que permite acumular avatares de todo tipo. Esa economía ficticia mantiene nexos con la real. Por ejemplo, una acumulación suficiente de papers genera un avatar llamado sexenio que genera euros contantes y sonantes mes a mes en la cuenta corriente de quien lo ostenta.

¿Qué significa para los políticos responder a desastres naturales usando la "evidencia científica"?

Existe una respuesta naive a la pregunta anterior que es la que tal vez en la que estéis pensando. Pero, ¡ah!, existe también otra ciencia, la política, que no lo es menos que otras, en las que la evidencia dice cosas tales como: Our results show that voters significantly reward disaster relief spending, holding the incumbent presidential party accountable for actions taken after a disaster. In contrast, voters show no response at all, on average, to preparedness spending, even though investing in preparedness produces a large social benefit.

Esto no trata sobre lo que la ciencia es

Esto no trata sobre lo que la ciencia es sino sobre lo que la gente entiende que es. Que podría (y puede) explorarse mediante encuestas. Pero el dispendio es innecesario. Basta con repasar aquellos atributos de la ciencia de los que tratan de investirse aquellos que, sin serlo, lo pretenden (y excúseseme el círculo vicioso). Como, por ejemplo, cátedras de mamandurrias. Nota: esta inopinada idea es subproducto de leer esto.

El día del oxímoron

Han aparecido dos artículos publicados en prensa hoy, en el mismo día: Indra deja desiertos 800 puestos en España por falta de mano de obra cualificada El sistema me ha expulsado por no publicar, que trata de cómo Cristina Gil-Lamaignere trabajó con un Nobel y ahora cursa un grado de FP porque no ha podido acreditar su labor científica. Tengo más comentarios que hacer que tiempo para escribirlos, así que dejo que cada cual saque su propia conclusión.