consultoría

Estimar la demanda es como ponerle el cascabel al gato

Alborozábanse los ratones al oír de sus líderes la solución definitiva al problema de aquel gato que los diezmaba inmisericordemente: ¡colóquesele un cascabel! El problema gordiano del pricing, el cascabel que hay que ponerle a ese gato, es el de la estimación de la curva de demanda. Ahi radica el quid. Unos lo resuelven con simulaciones que quedan estupendas sobre el papel. ¡Qué fácil es ponerle un cascabel a un gato de madera!

¿Soy parte del concilábulo heteropatriarcal?

En una de esas comidas navideñas tuve que asistir pasivamente a una conversación en la que se dibujaba una peculiar realidad alternativa: existiría algo así como un conciliábulo (el Márketing) con capacidad de memoria, entendimiento y voluntad propias e interés por implementar una particular agenda de corte heteropatriarcal. Producto de la cual, por ejemplo, las afeitadoras de color rosa para mujeres vendrían a resultar más caras que las azules para hombres, etc.

Airbnb da en el clavo: ha desarrollado lo que hacía mucha falta

Y no me refiero a lo que quita el sueño a ciertos ayuntamientos retrógrados. Sino a esto. Que es una herramienta corporativa para diseminar internamente información cuantitativa (en forma de cuadernos (de Python), Rmarkdowns y similares). Más info, aquí. Los que me leéis y trabajáis en uno de esos lugares grandotes donde lo cuantitativo viaja por correo en PPTs, ya sabéis que tenéis que proponer ipso facto en esas reuniones que tanto os gustan.

En defensa de lo simple

No es propiamente estadística. Tiene que ver también con la consultoría, pero no necesariamente con la relacionada con numerillos. Pero se traslada a ambas línea a línea. Es ¿Eres complicado o sencillo? y se lee en un momento.

Una jerarquía de analistas de datos en cuatro escalafones

Es: Nivel 1: Realizan la mayor parte de su trabajo con herramientas ofimáticas (fundamentalmente Excel), aunque pueden utilizar puntualmente Eviews, Stata, R o Matlab. Nivel 2: Los que realizan la mayor parte de su trabajo con R, Python, SAS o SQL pero cuyo sistema de control de versiones es el de ficheros con determinadas convenciones de nombres. Nivel 3: Como el anterior, pero usando control de versiones, estilos de código, y revisión por pares (peer review).

Herramientas (y consejos) para avanzar en tu carrera

Escribo hoy para invitar a leer esto, una entrada en otra bitácora que recoge y resume ideas que ya han aparecido en la mía, como por ejemplo: Usa herramientas para las que no tengas que pedir permiso (típicamente, abiertas) Considera el tiempo que pases trabajando en una empresa grande aprendizaje subsidiado Especialízate un conjunto de cosas que sepas hacer mejor que la mayoría Aprende a plantear preguntas Aprende (cuando menos) un lenguaje de programación Y algunas otras.

¿Si un día faltan 21.63 euros en caja?

Si un día faltan 21.63 euros en caja se cuenta y se recuenta. Se revisan los tiques, se comprueban los pagos con tarjeta, se vuelven a sumar los pagos a proveedores, etc. Hasta que, con suerte, alguien encuentra algo y la diferencia se reduce a, digamos, 3.92 euros. Pero cuando la diferencia es de 2.15… se da por buena sin más. Cuando el t-test da un p-valor de .058, se revisan los números, se reestudia la carga y manipulación de datos, se replantea si el caso 194 es o no un outlier, etc.

¿Vernacularidades? No, gracias

Como sabéis, vuelvo a España. Otro proyecto que termina. Habrá momentos para la nostalgia. Pero también, al menos, dos motivos para autofelicitarme. El primero tiene que ver con todo lo aprendido en estos doce meses. El segundo, con todo lo que no he aprendido. Soy muy estricto con lo que me interesa y lo que no. ¿Qué me interesa? Aquello que me puede ser útil en otra parte. Al resto de las cosas las denomino vernacularidades y trato de evitarlas.

La profesionalización de R

r
Tenía en mente escribir estas líneas desde hace un tiempo. La reciente noticia de la adquisición de Revolution Analytics por parte de Microsoft la ha adelantado, como mucho, unos pocos días. S, el lenguaje del que R es una implementación libre, vivió su ciclo propietario completo: nació en los laboratorios Bell, creció con Insightful, se reprodujo (R fue su vástago) y creo que ha muerto sin pena ni gloria en manos de Tibco.

Mi querido colega de Iberia:

Te escribo desde Zúrich. Tenía, o eso creía yo, un vuelo a Madrid esta tarde. Pero al llegar al aeropuerto, no constaba en la lista de viajeros. El motivo figura en una subsubsubpágina de vuestro portal: si un viajero pierde el vuelo de ida, como me ocurrió el lunes pasado, se cancela automáticamente el de vuelta. Como tú también has viajado mucho, podrás imaginar lo que ha sucedido en el aeropuerto: paseos de mostrador en mostrador hasta recibir una oferta rayana en impuesto revolucionario: me han ofrecido uno de esos asientos vacíos por un precio que, lo siento, no estoy dispuesto a pagar.

Simpson y la plebe anumérica

Supongamos que los habitantes de un país tienen una probabilidad determinada (y no necesariamente igual) $latex p_i$ de comprar un determinado producto. Supongamos que se lanza una campaña publicitaria que incrementa en una cantidad fija $latex \epsilon$, p.e., 5%, esa probabilidad. Supongamos, finalmente, que se trata de una cantidad que se desea estimar. Unos individuos reciben la campaña publicitaria. Otros no. ¿Cuál es la diferencia entre las proporciones de individuos que compran el producto en uno y otro grupo?

ROI de ida y vuelta

Hace años, allá por el 2004, trabajaba en SAS. Íbamos a hacer una propuesta para la detección del fraude en una empresa de telefonía móvil de las de entoces. Habían medido el importe anual del fraude en X miles de euros. Nosotros íbamos a implantar un sistema que ayudase a prevenir un determinado porcentaje de él. El quid de la cuestión era cuál: alrededor de esa cuestión gravitaban los números en negrita de la propuesta que estábamos por elaborar.